Sidra dulce + castañas asadas = Amagüestu

LLegó la época de mayar la sidra y pañar castañas. (Pañar en asturiano es recoger). Y nos sale una cuenta la mar de fácil: Sidra dulce + castañas asadas = Amagüestu 😀

No os imaginaís lo que estamos naguando (en asturiano, hacerse la boca agua) ! Es tradición por esta época, para celebrar la llegada del otoño o seronda, realizar el magosto,magostu, magüestu o amagüestu … Diferentes palabras dependiendo del lugar de Asturias donde os encontréis pero con el mismo significado.

Una fiesta tradicional asturiana que se celebra bebiendo sidra de manzana sin fermentar acompañada de castañas.

Con la llegada del frío los bosques asturianos se tiñen con los colores rojos, naranjas, ocres y marrones propios de esta época. Es tiempo de castañas y eso se nota en Asturias, donde su recolección dio lugar, hace mucho tiempo, a la tradicional fiesta del amagüestu. Una fiesta para disfrutar en familia de las tradiciones y gastronomía.

Es en esta época del año las castañas se asan al fuego y las manzanas se prensan para obtener sidra dulce, llamada también sidra del duernu, porque se recoge en recipientes de madera.

Y según la tradición, hay que reunirse en torno a una hoguera, en la que se asarán las castañas. Y para atraer la buena suerte y espantar los malos augurios hemos de tiznarnos la cara con el carboncillo de las ascuas. Las castañas que sobran se arrojan al suelo diciendo: “Esto es para que lo coman los difuntos “.

Esta tradición o costumbre viene de los celtas. Se comían castañas asadas para liberar las almas de los purgatorios, porque cada castaña simbolizaba un alma de un difunto. De ahí que, al finalizar, se tiraban al suelo las castañas sobrantes diciendo: “¡Esto es para que coman los difuntos!”.

Por supuesto, las castañas debían ser asadas primero, ya que el fuego purificaba estas “almas”, aparte de que les da un sabor muy agradable.

El amagüestu se celebra en todas partes. Mercados, escuelas y colegios son escenarios ideales para dar rienda suelta a festejar estas actividades tradicionales. Se suelen realizar talleres relacionados con las castaña y la manzana, enseñando a usar les fustes para coger las castañas, a colocar un llagar pieza a pieza, y a mayar la manzana. Y tras los juegos, el amaguestu con castañas asadas en un farol, sidra dulce, gaita y baile.

Y así continuamos la tradición comiendo esas castañas asadas en compañía de amigos, amigas y familiares en un ambiente agradable, colocando las castañas al fuego y pegándoles un meneo con un palo para que reciban completamente el calor.

Al terminar disfrutamos de su sabor mojando la garganta con un vasito de sidra dulce, esa que tanto les gusta a los niños, igual que jugar en el campo al aire libre, en mitad de algún bosque recibiendo últimos rayos de sol del año. Y es que la sidra dulce ha acabado dándole un añadido especial a esta costumbre celta, haciéndola agradable y recomendable para gente de todas las edades.

Porque la sidra dulce no le gusta sólo a los niños, sino también a los papás, a las mamás, a los abuelos y a las abuelas. Una oportunidad de tener un bonito almuerzo festivo en el campo o en casa con toda la familia al que en algunas zonas, incluso, se une el baile de la Danza Prima.

Y para este puente de los difuntos, en Casa Laudina y Armando ya estamos preparados para celebrar el magüestu. Ya tenemos la sidra fermentando y hemos guardado un poco de sidra dulce para festejar en familia esta tradición. Las castañas ya están apañadas, después de darnos un paseo en los alrededores de la aldea.

Listos y preparados para que nos salga la cuenta perfecta: sidra dulce + castañas asadas = Amagüestu. Te unes?

No se admiten comentarios
es_ES