Llegó septiembre… el mes de la montaña

Y así es, llegó septiembre… el mes de la montaña por excelencia en Asturias. Y no únicamente para realizar alta montaña, escalada, senderismo, trekking o rutas sencillas con los peques, sino también bicicleta de montaña o Btt.

Para una gran mayoría se trata del comienzo del nuevo curso, para otros el comienzo de las ansiadas vacaciones, para otros la continuación; sea como sea, el atractivo de la montaña asturiana atrae a grandes, medianos y pequeños en cualquier época del año. Pero, ¿por qué septiembre?

Pues os vamos a razonar por qué septiembre es el mes por excelencia de la montaña.

1.- Diversidad para todos: Tenemos para todos los gustos, capacidades y deseos. Desde llanuras, valles y rutas hermosas y sencillas, hasta alta montaña para escaladores y montañeros muy experimentados. Aunque este punto no es necesario que sea septiembre, lee los dos siguientes. 😀

En Asturias hay 7 Reservas de la Biosfera: Río Eo, Oscos y Terras de Burón; Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias; Somiedo; Las Ubiñas-La Mesa; Redes; Picos de Europa, y Ponga. Y aunque solo sea dar un paseo por alguno de estos espacios naturales, hazlo. Será un auténtico oasis de paz y relax que te resultará irresistible.

2.- El tiempo: Este punto da para varios post… pero por norma general, el mes de septiembre en Asturias viene con buen tiempo, buena temperatura y escasas tormentas. Dice el refrán que en septiembre, o se secan las fuentes o se lleva los puentes, y es la primera premisa la que suele ocurrir con asiduidad. Mientras que el resto de España se encuentra con la gota fría, en Asturias llega el verano.

Tenemos amigos y familiares meteorólogos, intentaremos que nos den una explicación plausible y sencilla de lo que ocurre en Asturias y las millones de variables (creemos que hasta la conjunción de los planetas del sistema solar) para que llegue a lucir el sol 😀 . Aunque hemos de decir, que para conseguir nuestros bosques y cascadas y paisajes y un entorno idílico, nos encanta que llueva. Así está verde todo el año.

3.- Menos aglomeraciones: Así es, las rutas más conocidas pasan a ser transitadas por menos cantidad de personas y las menos conocidas… es bastante probable que solamente te cruces con los oriundos.

Tres razones de peso por las que septiembre es el mes de la montaña en Asturias. Y recuerda siempre, hagas lo que hagas, prudencia en la montaña. No os olvideís de los consejos importantes que ya os hemos contado para ir a la montaña.

Nos ahorramos comentaros los pueblos y aldeas maravillosos que os encontraréis. Siempre dejamos algo para que os siga sorprendiendo Asturias.

Os esperamos en el paraíso!!

No se admiten comentarios
es_ES