Descubriendo el Parque Natural de Redes

Desde Casa Laudina y Armando nos hemos propuesto mostrar todo lo que Asturias os puede aportar. Y no hablamos de los lugares más conocido y transitados, sino de los parajes menos frecuentados y desconocidos pero con una belleza… emocionante.

Poblaciones, emplazamientos, rutas, sendas… ventanas al paraíso. Y comenzamos descubriendo el Parque Natural de Redes. En nuestro valle, el Valle del Nalón.

38.000 hectáreas de contrastes hacen las delicias de tod@s. Desde el techo de Redes, el “Picu Torres” con 2104 m de altitud hasta la ruta del “Castañeru Montés”, un recorrido para que los más pequeños gocen en plena naturaleza.

Su riqueza ambiental se manifiesta en una multitud de paisajes y contrapuntos. Se observan desde formaciones de origen glaciar como morrenas o circos, formas kársticas en cuevas y amplios campos de pasto y montes. Redes cuenta con una superficie arbolada que ocupa el 40% del territorio.

Además, en el Parque Natural de Redes, se encuentran todas las especies características del norte peninsular, el oso pardo, el urogallo y el lobo; y se localizan también las mayores poblaciones de rebecos y ciervos de Asturias. Un lugar espectacular para visitar en otoño y observar la berrea.

El hayedo es la formación vegetal dominante en los montes de Redes, aunque estos albergan importantes manchas de roble albar y castaño. Redes está ocupado por bosques maduros, bien conservados, densos y escasamente fragmentados, lo que hace del Parque Natural de Redes un lugar casi único.

Otro de los atractivos de esta Reserva de la Biosfera es la diversidad de aves. Entre los que habitan, además del urugallo, el pico mediano, el águila real, alimoches, halcón peregrino, el azor, el avión zapador y el búho real. Todo gracias a los diferentes tipos de hábitats que nos podemos encontrar.

Unas vistas de infarto!

Y para poder ver, sentir y vivir lo que os estamos describiendo, os invitamos a conocer una ruta menos transitada. La ruta del Pico Cuyargayos.

Una ruta circular que parte de Ladines, en Sobrescobio. Unos 15 kms, eso sí, con casi 1000 m de desnivel. Así que recomendamos una condición física buena. Y si deseáis coronar el pico, hay un paso aéreo, que no es difícil, pero si teneís algo de vértigo… a vuestra elección.

Sin mucho esfuerzo, llegaréis a la majada de Faidiellu. A continuación os adentraréis en el bosque hasta el paso de Escobio, antesala de las praderías de Imblemes. Esta zona nos deja ver ya el último tramo al Cuyargayos, bien por la parte baja-izquierda de los murallones rodeando la cima, o tomando la cresta directa.

Esta última opción no es complicada, pero hay un par de pasos que precisarán ayudarse de las manos. Disfruta de la cima y seguidamente, por el lado contrario de la subida, bajarás hacia la Foz de Nozalín. Rodeando el pico Mozquita para llegar a la collada de la Mozquita.

Aquí comenzareís un descenso que se va pronunciado hasta llegar a la Majada Les Feleches, donde ya prácticamente entraréis en la Foz del Nozalín. Súper bonita. El camino por esta zona es cómodo, así que goza de la bajada.

Tan solo expresaros que, sea cual sea vuestro destino en el Parque Natural de Redes; desde rutas más complicadas a visitar los pueblos y aldeas que lo configuran, lo que sí os podemos asegurar, es que… volveréis. 🙂

No se admiten comentarios
es_ES